orlando.jpg

Quizás el detalle más llamativo de lo que ocurrirá en unas horas, en la periferia de la fortaleza de la Cabaña, es la incertidumbre compartida tanto por los que insistían en realizar de forma alternativa el libro Boring Home, de Luís Orlando Pardo, como por los que intentan impedirlo.

Hasta las tres de la tarde de este lunes no se sabrá si finalmente se pudo hacer la presentación.

Es un perfomance a lo Hitchcock, lleno de suspenso. La otra pregunta es dónde fueron colocados los ejemplares para el juego de “Tesoro escondido”. Curiosamente, casi nadie se extraña de que en un país que ha purgado casi públicamente las atrocidades del llamado quinquenio gris, se repitan las mismas torpezas.

Anuncios